El abismo, la faz del abismo. 

La pálida dama que mira con ojos huecos.
Su guadaña blande haciendo gemir al viento.  

El trazo de la pluma que olvidó cómo se escribía. 
El recuerdo huérfano del recuerdo. 

La cuchilla que habiendo cortado,
solo puede apreciarse el dibujo grosero de la sangre. 

La historia que no se cuenta. 
La partitura en blanco. 
La nota sin acorde. 

El latido sordo. Rápido, muy rápido. 
La respiración que quema. 
Cada latido quema. Arde. 

La oscuridad que habla. 
Qué trae más oscuridad. 
El frío que se ríe. 
Se ríe de ti. 

El eco que grita. 
Que se burla.
Que te susurra. 
Que te hiela. 
Que te muerde. 
Que te trincha el alma. 
Que te la sirve para el desayuno, almuerzo y cena. 
Que te adivina. 
Que te ignora. 
El eco que danza. 

El abismo, la faz del abismo. 

Te llama y te canta suave. 
Te seduce, te maldice. 
Te devora y saborea. 
Se recrea. 

El abismo, la faz del abismo. 

Tu sombra. 

— D. Solanes. 

Locutora: Laura Llorca (https://laurallorca.com)

Leave a Reply