Oriente Felino

By 20 de octubre de 2007Caminando

Todos los gatos domésticos del mundo proceden de Oriente Próximo

Según una investigación internacional, estos felinos fueron domesticados en el mismo momento en que nació la agricultura.

0000030504.jpgTodos los felinos como este tienen sus ancentros en la misma zona donde nació la agricultura.

La próxima vez que mire a un gato, piense en Oriente Próximo. Hace ya tiempo que se entendía que la domesticación de este felino se había tenido que producir allí, justo en el mismo periodo en el que la humanidad comenzó a practicar la agricultura y a vivir en asentamientos, atendiendo sobre todo a restos artísticos como los frescos egipcios.

Ahora, los investigadores han confirmado esta hipótesis mediante la genética, le han puesto fecha a la domesticación, y de paso han determinado que todos los gatos del mundo proceden de cinco líneas de gatos monteses del llamado Creciente Fértil.

Los análisis realizados a casi 1.000 gatos de tres continentes, tanto domésticos como silvestres, demuestran que la domesticación no se produjo una sola vez, sino al menos media docena de veces en Oriente Medio, dando lugar a distintos linajes de gatos caseros. En los análisis se usó tanto ADN mitocondrial (que se hereda sólo por vía materna) como ADN nuclear.

Protectores del grano

El trabajo determina además que la domesticación de esos felinos silvestres debió producirse hace unos 10.000 años, precisamente en el momento y en el lugar en el que surgió la agricultura. El papel de los gatos en esa nueva etapa de la humanidad habría sido el de proteger las reservas del grano producido en los primeros cultivos de los roedores.

Como recuerda la web de Science, la revista donde se han publicado los resultados de este estudio, los resultados de los análisis concuerdan con las evidencias arqueológicas sobre la fecha de la domesticación, como el esqueleto de gato enterrado junto a un humano, hace unos 9.500 años, que fue encontrado en Chipre en 2001.

El siguiente paso, según los investigadores, es desentrañar el fondo genético del proceso, y averiguar qué mutación genética es la que hace que un gato silvestre sea más manso que otro, y por tanto más domesticable. Para esa tarea será muy útil el proyecto de codificación del genoma del gato, que pretende trazar un mapa genético detallado de esta especie.

Fuente: Diario ADN

Join the discussion One Comment

  • Irukina JAPAN Mozilla Firefox Windows dice:

    Por mi terraza muchas veces se pasea un gato. Es un gato nipón de cola corta. Me gustaría tener uno... así estaría además más acompañada. A veces viviendo sola, me siento sola.

Deja un comentario