FPV, volando casi de verdad.

By 22 de octubre de 2017Droneando

Es otra cosa. La inmersión en otra realidad que te permite la cámara del dron es alucinante. El primer vuelo en FPV hecho hoy 13 de Octubre a las 2:50 aprox. Los primeros minutos estuvieron marcados por cierta desorientación, los siguientes fueron adrenalina incipiente y adaptarme a un mundo nuevo que hasta ahora no conocía más que de oídas. Gasté un par de baterías dando vueltas en círculos y algún "8" pequeño, luego ya empecé a hacer circuitos inspirado por los redescubiertos recovecos de la casa. La experiencia de vuelo ha sido absolutamente reveladora... pilotando en RC (control remoto) se creaba la falsa ilusión de que todo parece más inestable, como que tiembla más. Pero no, navegas bien. Sorprendentemente bien.

Las gafas FPV elegidas fueron las EV800D de Eachine. No son muy estéticas pero la calidad respecto al precio es sorprendente. Dispone de las funcionalidades que se requieren en unas goggles y más. Sólo es un poco desagradable que no se pueda regular la cercanía o lejanía de la lente de aumento, ésto último me está haciendo empezar a buscar alternativas en cuanto a una goggles que me permitan ver bien la imagen y las alternativas con estas mismas funcionalidades no son muy asequibles. Al fin y al cabo es justamente para eso para lo que deberían estar diseñadas. En cualquier caso permite una experiencia de inmersión muy buena y un OSD bastante claro.

Llovía bastante pero tenía que probarlo...

El dron para probar esto fue uno sencillo con una cámara decente, el Eachine E013.

Pequeño y nada matón pero muy gracioso y funcional. Eso sí, el chasis muy frágil. Tanto así que acabó destrozado cuando cayó de no mucha altura al perder el enlace con la emisora. Sí, tampoco es para tirar cohetes el rango de control.

El pequeño pimienta.
Detalle de la visión de las goggles captada por la cámara del E013.

Las googles EV800D disponen de un módulo DVR que permite almacenar en una tarjeta microSD lo que la cámara VTX (transmisor de vídeo) alojada en el dron, está emitiendo. Esto implica dos cosas fundamentalmente:

  1. Las cámaras de los drones de carreras ーlos utilices o no para carrerasー, no suele tener demasiada resolución, te suelen dar una imagen aceptable de por dónde estás volando. Éstas son analogicas y de baja resolucion para de esa manera reducir al mínimo el retardo en la recepción. Claro que las hay de mucha calidad y tal vez, se están imponiendo poco a poco. Han bajado de precio y se han hecho mucho más potentes. Definitivamente, quiero una de esas 🙂
  2. La cámara va enviando imagen a las goggles y estás van registrando a 960x540 30p con las interferencias que pueda enviarte la cámara que está en pleno vuelo, teniendo que ver también la calidad de las goggles.

Este es un pequeño y accidentado vídeo de la primera vez que pilotaba en FPV en un parque. Lloviendo. Lloviendo mucho.

Deja un comentario