Inicio > Caminando > Era un niño que soñaba

Era un niño que soñaba

Sábado, 4 de octubre de 2008

Era de mañana, un día cualquiera de aquellos que en mi niñez solían oler a leche manchada de café, nata recién comprada de la granja del barrio y croissants levemente crujientes...

Era una casa pequeña, y en la habitación conlindante a la mía, donde esporádicamente aparecía mi hermano, sonaba un tema de un matiz vocal poco habitual con una letra que me sorprendió, a pesar de mi edad, y que años después seguiría teniendo un sentido especial... y que seguirá teniéndolo.

PARÁBOLAS

Era un niño que soñaba
un caballo de cartón.
Abrió los ojos el niño
y el caballito no vio.

Con un caballito blanco
el niño volvió a soñar;
y por la crin lo cogía...
¡Ahora no te escaparás!

Apenas lo hubo cogido,
el niño se despertó.
Tenía el puño cerrado.
¡El caballito voló!

Quedóse el niño muy serio
pensando que no es verdad
un caballito soñado.
Y ya no volvió a soñar.

Pero el niño se hizo mozo
y el mozo tuvo un amor,
y a su amada le decía:
¿Tú eres de verdad o no?

Cuando el mozo se hizo viejo
pensaba: Todo es soñar,
el caballito soñado
y el caballo de verdad.

Y cuando vino la muerte,
el viejo a su corazón
preguntaba: ¿Tú eres sueño?
¡Quién sabe si despertó!

Antonio Machado.

Gracias Paco Ibáñez.

Gracias Tony, gracias Paqui.

Caminando ,