Inicio > Caminando > 地震 El terremoto de Japón

地震 El terremoto de Japón

Domingo, 13 de marzo de 2011

Me disponía a ser un buen ciudadano, con la idea de que no me leyeran la cartilla algún día por no haber pagado rigurosamente al fisco.

Todo transcurría de la forma más aburrida, hasta que empezó un movimiento sísmico que tenía todos los visos de ser "un terremoto más", de esos a los que nos acostumbramos aquí, en esta maravillosa tierra llamada Japón.

No paró como de costumbre, no lo hizo. Siguió y siguió aumentando de intensidad a una velocidad inesperada y espeluznante.

Mantuve la calma, tal vez porque mi instinto de supervivencia me hizo reaccionar, bombardeando mi intelecto con datos de mi entorno, sopesando y rastreando con la vista y el oído todo posible determinante de un desenlace fatal: una grieta en la pared, un crujir sospechoso en el suelo, una rotura de vídrios de ventana...

Afortunadamente, me encontraba en una especie de vagón estático de mercancías que hacía de anexo al edificio de la Agencia Tributaria, y con todo y aunque a caballo entre el movimiento de un barco en medio de una tempestad y el traqueteo de un tren de principios del siglo pasado, me dio tiempo a mirar por la ventana y ver como se movía el tendido eléctrico,  mientras los edificios más altos se cimbreaban al compás de un baile maldito. Luego calma. Luego no. Y fue el preludio de una canción incansable de réplicas que todavía no han acabado a día de hoy, ni acabaran en una buena temporada.

En esos momentos no tenía aún consciencia de la magnitud del desastre, así que poco a poco, como en una pesadilla ralentizada y cruel, se iba rompiendo la realidad.

A la luz de las avalanchas informativas del desastre, era difícil discernir entre los agoreros y los realistas, rápidamente empecé a dar signos de vida tranquilizando a los míos y explicando que todo estaba bien por mi lado. Mis dedos volaban sobre el teclado de cualquier dispositivo conectado a Internet, explicando la situación a quien quisiera escuchar. Horas después se fueron aunando las voces y entrando en sintonía, explicando su porción en 140 caracteres.

Actualmente dicen que puede haber una alerta nuclear, nada confirmado, y las última noticias advierten de que las cosas están bajo control. Aquí seguimos alto, claro y afortunadamente salvos.

Las fotos que acompañan el post no son lo más espectacular que se puede ver, pero son las mías:

Vídeo de 'después del terremoto' #lavidasigue

礎瑠山

Caminando , , , ,